El amor no siempre está presente cuando se dice el “sí quiero”

Martes, 19 Agosto   

El Ministerio de Justicia ha pedido a los 432 registros civiles que hay en España que extremen la vigilancia ante el espectacular aumento de los matrimonios de conveniencia. El año pasado se detectaron 259, el triple que en 2000 (hubo 70). Supone una subida del 270%.

Todas estas bodas de interés (o de complacencia, como las llama Justicia) se producen entre un español y un extranjero. A veces por amistad, otras (la mayoría) por dinero, mucho dinero.

Existen agencias matrimoniales que ponen en contacto a los «novios». La tarifa media es de 3.000 euros, que siempre paga el que quiere obtener la nacionalidad. La ley permite que transcurrido un año de la boda, el cónyuge extranjero pueda tener el pasaporte español. Después siempre llega el divorcio.

Ante el fuerte incremento de la inmigración, los registros civiles han reforzado los controles. En cuanto tienen alguna duda abren una investigación, que casi siempre consiste en preguntas trampa por separado a los dos pretendientes. El expediente puede acabar en la retirada del permiso de residencia para el extranjero.